jueves, 14 de febrero de 2008

Valentín, santito rechoncho

No sé si me cae simpático o lo detesto.

Pero un llamado, flores y noticias de regreso ayudan a que la balanza se incline hacia su lado.

No hay comentarios: