lunes, 17 de marzo de 2008

Unexplained

Hace casi un año y medio que tengo una nueva vida. No soy nada, lo sé, pero había dejado por sentado que nadie me lastimaría tanto. En esta nueva vida tenía alegrías y tristezas, riquezas y miserias, como todos. Pero LA regla era que la violencia se limpiaba en el felpudo de la entrada.

¿Cómo puede ser que me escapo, me escondo, me voy y -aún así- tengo que vivir momentos tan violentos como el de anoche?

4 comentarios:

DEG dijo...

Al menos, esta vez, eras un mero observador accidental y no un protagonista.

Ro dijo...

Aún así.

Más allá del perfil de nena buena que siempre cultivé, nunca creí tener que lidiar con los efectos de las drogas y el alcohol, intentos de suicidio incluidos.

Es una mierda.

Nadie me preparó para esta mierda.

La Peque dijo...

Mire, yo no se que le pasó, pero estoy segura de su fuerza aunque usted se esfuerce en demostar lo contrario.

Besos.

Ro dijo...

:')