martes, 29 de abril de 2008

01 ago 1991

Me desperté temprano, como siempre... antes de que mi mamá se fuera a trabajar(*). Cuando me vio bajando la escalera, agarró mi campera(**), me abrigó y abrió la puerta de entrada. Mi cara debe haber sido mortal. Me dijo que fuera a vestirme y a despertar a mi hermano.

Después llegó the nanny, ellos se fueron, yo desayuné y me puse a ver tele -pero no me acuerdo qué-. Cuando amaneció, salí a jugar a la calle y la llamé a mi mamá al trabajo desde la casa de mi vecina(***) para pedirle permiso para faltar a la escuela. Y no me dejó, la muy turra.

Fuimos un puñado de monstruitos y armamos muñecos toda la tarde.

Y nos tiramos bolas de nieve, por supuesto.



(*) En ese momento ella salía de mi casa antes de las 0600.
(**) Era un tapadito, ahora que recuerdo.
(***) Porque nosotros no teníamos teléfono.

No hay comentarios: