martes, 8 de abril de 2008

Princesa de un dia, princesa de por vida

Soñar es contarse historias que todavía no se conocen.

Cantar es como colorear la notas.

Bailar es como volar sobre el suelo.

Un capricho no es más que una chispa de mal humor.

Enfadarse es empujar una pared que no se moverá nunca.

No sonreir es como dejar de regar las plantas.

La noche es como un agujero en cuyo fondo se puede uno esconder.

El azar es una historia de final desconocido.

Los secretos estan encerrados, y su único deseo es escapar.

Cuando olvido algo, es que una idea juega al escondite dentro de mí.

Buscar sin saber quién es y estar segura,
sin embargo, de reconocerlo.

No hay comentarios: