sábado, 10 de mayo de 2008

Diseño

Resulta que un día me preguntaron qué quería estudiar, y no me decidía entre Diseño y Gastronomía. "Muy caro, nena... estudiá cualquier cosa en la universidad pública". Veinticinco mil puteadas más tarde, me gané media beca para estudiar Diseño de Indumentaria, y allí fui.

Pero también resulta que si la beca era para Diseño Gráfico, la tomaba igual. O de Imagen y Sonido. Y si era para Diseño de Información, más todavía. Porque si bien mencanta la moda (como a la mayoría de las mujeres), lo que realmente me fascina es el Diseño. En general.

Yo quiero diseñar todo, aunque no sea posible.

No hay comentarios: