martes, 10 de junio de 2008

Te odio, Morfeo

Claro... porque dos días sin pesadillas era demasiado ¿no?

No hay comentarios: