viernes, 18 de julio de 2008

Lindo día: 2 horas de sueño y 22 de migraña

Anoche dormí menos de dos horas.

Entre la fiebre, las bombas de estruendo, los gritos de los hippies, la música fuerte y la incomodidad de la cama, no logro definir qué era lo que peor me hacía.

Hoy me levanté hecha percha. Mucha fiebre, demasiado dolor de cabeza, malestar general, hambre de no comer en más de 24 horas, odio hacia todo lo que me rodea.

Salgo a la calle y aún hay quilombo. Llego a Retiro y espero 35 minutos por un tren. Me siento y me tironean la mochila. Me bajo en Martinez y me suspenden una entrevista de trabajo. Me llama por teléfono y empezamos con los temas ásperos.

Son las 04:04, hace 22 horas que estoy despierta y el dolor de cabeza aumentó hasta ser insoportable en este momento.

Peleas, problemas, incompatibilidad de horarios, de amigos, de ideas, de planes. Diferencias de opiniones, de carácter, de formas de entender y enfrentar las cosas, la vida.

Y qué cansancio.

2 comentarios:

pedro dijo...

Que dia de mierda. Menos mal que se termino.

Ro dijo...

Msip.