martes, 1 de julio de 2008

Para ponerse colorado

por el Dr. Elías Norberto Abdala

La vergüenza, en cualquiera de sus formas, es uno de los sentimientos más dolorosos que experimenta el ser humano, al sentir que queda al descubierto lo que él considera algún defecto o carencia que quisiera mantener oculto.

Para algunos especialistas, la vergüenza es una vivencia positiva, ya que permite que la conducta se mantenga dentro de márgenes fuera de los cuales los comportamientos podrían conducir al conflicto con las normas sociales o con los preceptos morales. Es decir que sin vergüenza podría llegar a perderse la conciencia de los límites razonables de la convivencia. En este marco, el pudor extremo actuaría como un útil mecanismo de alarma, de autocontrol y de sociabilidad.

Para otros, por el contrario, la vergüenza es una manifestación disfrazada de los sentimientos de culpa, un trastorno que paraliza el crecimiento personal, frena el desarrollo y limita las potencialidades de la persona.

Hay algo de innato a todos los mecanismos de la vergüenza, ya que ésta se manifiesta con expresiones comunes y más o menos universales, que son sobre todo faciales (el rubor, el desvío de la mirada, las manos tapando la boca o parte de la cara, el movimiento incontrolado de párpados), lo que induce a pensar que es un sentimiento consustancial a la naturaleza humana.

Pero también hay mucho de adquirido durante el desarrollo de los primeros años de vida, ya que las estadísticas indican que aparece con más facilidad e intensidad en quienes han sido educados en medios donde abundan los tabúes, las restricciones, la falta de libertad y una formación puritana o exageradamente rigurosa.

Marilyn Sorensen, psicóloga estadounidense especialista en el tema, explica cómo se origina el sentimiento de vergüenza: a través de su desarrollo evolutivo, los niños van generando una visión interna de sí mismos como seres adecuados para el medio en donde van creciendo, modelo que será el prototipo con el que enfrentarán, más adelante, el mundo real.

Aquellos niños que son constantemente criticados, rechazados, castigados, culpabilizados o abandonados afectivamente, van construyendo una suerte de fotografía íntima de sí mismos que los avergüenza. Es decir, que su identidad infantil los podrá hacer sentir en su futura vida personal y social como seres inadecuados o diferentes a los demás, a pesar de que puedan disponer de valiosas condiciones personales. Estos precoces sentimientos de inferioridad son la génesis del desarrollo de personas vergonzosas y temerosas ante la posibilidad de mostrar la hilacha ante terceros.

"Estas personas temen que su actuación deje al descubierto el supuesto desconocimiento de las reglas adecuadas, temen equivocarse o tener conductas que otros consideren inapropiadas. Están muy pendientes del rechazo o crítica de los otros", dice Sorensen.

Psicólogos, psiquiatras y terapeutas sostienen que la vergüenza juega un papel crucial en la timidez, en la fobia social, en los desórdenes alimentarios, en el abuso de alcohol y otras drogas, en la violencia sexual o doméstica y en otros tipos de problemas sociales y laborales.

Revista Viva
29/06/2008

5 comentarios:

:: BajoYo :: dijo...

"Mejor pasar por estúpido y sorprender que pasar por inteligente y defraudar" (frase de un vergonzudo contemporáneo)

Ahora bien, el "el movimiento incontrolado de párpados" es de sorpresa.

Ej: I'M SHOCKED! :blink: :blink: :blink:

Ro dijo...

¡Esa es una de mis frases de cabecera!

En realidad, más que una frase es una filosofía de vida.


Y sobre el movimiento incontrolado de párpados, no se refiere a parpadear, sino a llevar la vista hacia todas partes sin dirección precisa, rapidamente. Claro que eso sólo lo sabemos los tímidos y quienes nos estudian ^_^

La Peque dijo...

Secreto: Mi ex psicóloga me diagnosticó fobia social. A usted le parece? Obvio que que no tardé mucho en abandonarla!

:: BajoYo :: dijo...

Krakoshiana dígame, el "el movimiento incontrolado de párpados" entonces es el movimiento rápido y sin destino del "globo ocular"?

No era más fácil decir "movimiento aleatorio de los globos oculares"?

Al final la ciencia más que aclarar ocsurece caramba!

Basta!!! Dejo de ver ya mismo el Disvovery Channel y me pongo de enrada todos los días "Infinito"

Salute!

Ro dijo...

Peque: Eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeehhhhhhhhhhhhhhh?

BY: Es eso mismo. ¿Infinito? Mmmmmh... your choice.