sábado, 1 de noviembre de 2008

Te aviso

Le ponés una mano encima y morís. Ya sé que no me leés; ojalá funcione la telepatía.