martes, 23 de diciembre de 2008

Chango chueco chanta chancho chita chimpancé

Hay una cosa (hay muchas, pero acotemos al día de hoy así no parezco tan amargada) que me pone de pésimo humor: agarrar el carrito más chueco de todo el supermercado.

Eso sin contar con que, con lo que son los precios, debería haber Lamborghinis en vez de changuitos.

No hay comentarios: