miércoles, 31 de diciembre de 2008

Esta noche

Esta noche comemos carne: conejo, cerdo, pavo. Esta noche comemos ensalada: waldorf, rusa. A mí me gustan las pastas, pero no.

Esta noche brindamos, supongo que con Coca. Esta noche pedimos por esas cosas que queremos. Esta noche, supuestamente, es borrón y cuenta nueva.

Esta noche me encuentro en un lugar que no quiero ni me pertenece ni pertenezco. Esta noche la comparto con los que llevan mi sangre pero no mis ganas; llevan mis rasgos pero no mis proyectos; llevan mi historia pero ni se asoman a ver mi futuro (si es que lo hay).

Esta noche me toca mirar al cielo y creer que existe un lugar (tiempo, espacio, situación) mejor, y que se puede llegar ahí.

Esta noche me toca armar la valija para emprender el viaje del que habla Mauro, aunque no esté muy bien predispuesta. Me llevo la cámara, nos vemos en la ruta.

Rochisner

Me encanta que Rozitchner se ría de todo y le ponga Rochisner a su canal de YouTube.

Eso es un tipo feliz, qué tanto.

Caminar por amor

Se supone que tengo que caminar mucho, caminar para demostrar (o fingir) que no soy la mierda que soy, sino que puedo hacer algo y obtener aunque sea mis puntas amarillas, por más que ahí termine todo.

Se supone que tengo que dejar de lado mi mirada negativa y creer que puedo, que no hago las cosas tan mal, que no todo es basura, que algo se puede lograr.

Se supone que tengo que seguir aún sin ver resultados. Se supone que tengo que seguir por amor al arte, a la vida, a mí misma (ese no existe, pero debería), a mi compañero, a mi entorno, al futuro.

Se supone que tengo que caminar y caminar y caminar, porque sólo así se llega a alguna parte.

O como dice Lou en su blog:

For instance, in order to be a jazz musician, you have to listen and listen and listen a lot of jazz. And that's an act of love. You don't think "I'm listening to study it". You just listen because you love it. And you love it, and love it... and gradually you learn. You really learn everything valuable through osmosis.



An act of love.

Smell

Llueve. Y huele delicioso.

martes, 30 de diciembre de 2008

Sick

Parece que mi cuerpito decreta enfermedad en puerta, aunque no tenga nada de nada de nada. Tal vez un resfrío, del cual podemos culpar al aire acondicionado del micro, pero nada más. Nada que no se solucione con montañas de Kleenex y unos tecitos milagrosos. Sin embargo, mi mente está en otro lado. Me paseo silenciosa de la cama al comedor, de la cocina al patio, de la escalera al baño. O no, ni me paseo. Me quedo sentadita tejiendo, mirando tele, acariciando a mi gato. Viejita de 25,75.

Para que te des una idea, hace casi tres días que estoy en Mar del Plata y no pisé la calle: me fueron a buscar a la terminal y -literalmente- me bajé del bondi y me subí al auto. Y me dejaron en la puerta de esta casa, y me puse un pijama y no me volví a vestir en tres días. Supongo que mañana me toca, como para no empezar el año enfundada en un trapo viejito y desteñido. ¿La playa? ¿el centro? ¿el barrio? ¿las calles? ¿los tilos? ¿la gente? No tengo ni la menor idea. No salí, no me moví, no me percaté de que existían. Ni ganas.

Dolor de cabeza, mocos, sueño, y la boca derechita; nada de sonrisas, nada de tristezas. Música esporádicamente, chat sólo con mi gran amor, una breve escala en la cocina para dar a luz un arrocito con arvejas y especias.

Tres días en Mar del Plata y ni una foto.

Me rompo la cabeza para encontrar la forma. Cómo seguir, cómo avanzar, cómo no tener que volver nunca más. No lo logro. Mi ineptitud, mi idiotez, mi falta de todo me dicen que no voy a lograrlo. Y después está la otra campanita, la de él, que me dice que todo va a estar bien; y cómo no creerle, con esos ojos llenos de amor y de entusiasmo. Cómo no creerle a los abrazos más increíbles del universo.

Mi cuerpo decreta enfermedad y mi mente no tiene muchas ganas de llevarle la contra. Té, panquecitos, analgésicos y mimos de gato. Al menos hasta el jueves, que vengan a rescatarme.

Ay, señores reyes

Si de verdad verdadera son magos, metan todo esto en mis zapatitos.

¿Maldición?

Evidentemente alguien me echó la maldición china de la que habla Alicia: mi vida es un caos, voy de aquí para allá, nunca sé a dónde empiezo ni a dónde termino, pero las olas van y vienen desde hace cosa de dos años.

Aún no logro dilucidar si realmente es una maldición, o si es de las mejores cosas que te pueden decir.


En enero del 99 le dije a mi mamá que estaba aburrida. Pero no en el típico modo adolescente de "maaa.... toy aburrida..." mientras se mira el techo. Lo dije con lágrimas e histeria, con tristeza y desesperación, con bronca y ganas de tirar cosas.

Lo dije en la onda "en dos meses cumplo 17 años y no me dejan ir a bailar, no me dejan ir a la playa sola, no me dejan salir, tengo que estudiar porque me llevé materias, estoy hecha una vaca, tengo que ocuparme de la casa, mi amiga vive lejos, mi hermano no me deja escuchar música y las chicas viven haciendo planes a los cuales yo no me puedo sumar, ya sea por falta de plata o de permiso; estoy aburrida todo el tiempo, y no me gusta".

Si mi madre hubiera tenido dos dedos de frente, me habría tirado por la cabeza el carnet de la biblioteca al grito de "¡LEÉ!", pero sólo atinó a decir "ok, te pago un gimnasio para que vayas cuando quieras".

El gimnasio quedaba a 5 cuadras de mi casa, y me iba caminando pero, como la clase que me gustaba terminaba a las 21, me iban a buscar. Así pasé enero, con tres veces por semana de gimnasio como gran entretenimiento. Hasta que en febrero dije que no me alcanzaba, y pedí permiso para ir a bailar. Permiso concedido y conocí a mi ex. Y estaba aburrida, así que acepté salir durante la semana. Y estaba aburrida, así que acepté salir nuevamente. Y estaba aburrida, porque en mi vida no pasaba nada, así que me embarqué en un error del cual no pude salir hasta varios años después.

Todo por tener una vida chata, plana, aburrida. Eso y que mi cerebrito de maní no servía.

Entonces vuelvo a preguntarme: ¿qué tan malo puede ser que alguien te diga "ojalá vivas tiempos interesantes"? A mí me parece una gran cosa.

sábado, 27 de diciembre de 2008

A tejer se ha dicho

La gente de Golla está toda loca. Se piensan que por tener las funditas más lindas pueden robar a mano armada.

Me quise comprar esta para my brand new phone. Hasta que me dijeron el precio.

Sí, $60. Por la décima parte de eso me compro el ovillito más cool de la ciudad y tejo diez. Que se la metan en el culo.

viernes, 26 de diciembre de 2008

50%

La Nochebuena fue absolutamente hermosa.

La Navidad fue una mierda, mal.

Al menos fue una gran mejora con respecto a los años anteriores. Un cincuenta porciento mejor.

jueves, 25 de diciembre de 2008

Dulce Nochebuena

miércoles, 24 de diciembre de 2008

Start

Si bien las fiestas son tiempo de reunión familiar, de agasajo, de celebración, de lindos momentos, mi historia no ha sido así.

Esta es la segunda Navidad a mi manera, y planeo sacar fotos. Para el recuerdo. Para el alma.

Feliz spam

El próximo mail de felicidades que entre, sin importar el remitente, va a la bandeja de spam. Como castigo.




Por supuesto, decir esto sólo provocó que mi chico me envíe un mail de felicidades, desafiándome. Y no, no lo puedo marcar como spam, porque además es mi jefe.

Tanta perfectitud

¿Por qué algunas somos esta mierda y otras son Narda Lepes?

La odio con toda mi alma.

martes, 23 de diciembre de 2008

Con estas manitos que tengo yo

No van a creerlo, pero yoooo solita voy a preparar la cena de Nochebuena... ¡y el postre!

Luego les cuento si nos intoxicamos mucho o no.

Chango chueco chanta chancho chita chimpancé

Hay una cosa (hay muchas, pero acotemos al día de hoy así no parezco tan amargada) que me pone de pésimo humor: agarrar el carrito más chueco de todo el supermercado.

Eso sin contar con que, con lo que son los precios, debería haber Lamborghinis en vez de changuitos.

sábado, 20 de diciembre de 2008

Benito, Benigno, Benicio

Mauro fue papá. Y yo lo quiero, un poco. Así que me emocionó.

También deben ser las fiestas, y las peleas, y la distancia, y toda la mierda, que me tienen sensible. Pero bueno, che: Benicio fue el culpable de mis lagrimitas de hoy. Además, el padre se hace el duro, pero por primera vez escribió en su blog la palabra "feliz". Así que el tipo debe estar flotando en una nube. Me parece genial.

Brindá, nene. Brindá a lo bestia.

lunes, 15 de diciembre de 2008

Delicado desequilibrio

¿Por qué nosotros, los que disfrutamos de la sorpresa, tenemos que lidiar con ellos, los que quieren saberlo todo?

¿Por qué nosotros, que vivimos la previa como una parte del evento, tenemos que lidiar con ellos, quienes pretender eliminarla de la historia?

¿Por qué nosotros, con nuestra idea de un buen regalo, tenemos que lidiar con ellos, que necesitan arruinarlo por adelantado?

¿Por qué nosotros, los pacientes, tenemos que lidiar con esa otra especie, los ansiosos?

Esto, lejos de ser un delicado equilibrio, rompe todos mis esquemas.

jueves, 11 de diciembre de 2008

Así me retan por chat

Hey Ro, don't make it bad
take a sad song and make it better
remember to let her into your heart
then you can start to make it better



Hey Ro, don't let me down
you have found her, now go and get her
remember to let her into your heart
then you can start to make it better

Rebirth

Tal como dije hace un tiempo, activé mi cuenta de Flickr.

Si quieren ver, me buscan por mi viejo nick :)

Nos vemos cuando nos crucemos

Sé que no puedo dar de baja la cuenta, pero estoy sepultando mi perfil de Facebook. Al menos, ya no hago absolutamente nada: no saludo, no comento, no acepto invitaciones, no subo fotos, no chequeo cumpleaños, no actualizo mi status, no juego, no busco gente, no me hago fan de ninguna de las setecientas pelotudeces que andan por ahí.

Un año metida en eso y aún no le encontré la utilidad.

Para entretenimiento, tengo muchas otras ideas. Para juntarme con gente a la que no quiero ver, ya tengo suficiente.

martes, 9 de diciembre de 2008

Hay una cosa que vos no entendiste

Ahora, la mina te va a romper las pelotas todo el tiempo. Y no se va a subir al auto sin cargar el trípode en su mochila. No entendés que va a ser más insoportable que de costumbre.

Más. Mucho más.

Cookies

¿Cómo puede ser que alguien hable tanto sobre cookies?

Odio no tener plata

Yo quiero comprarte el mundo, y no me alcanza ni para alquilar un país subdesarrollado :(

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Lie-less line

Ni siquiera sé qué decir para no manchar mi blog violeta y aún así descargar la bronca. No sé cómo hacer para liberarme sin lastimar.

Y aún así no quiero mentir.

Estoy triste. Y decepcionada. Y dolida.


Ya está: no mentí ni manché. Nos vemos luego.