domingo, 25 de enero de 2009

Opposite

Ultimamente hay obstáculos para todo.

Si te fascinan las flores de todos los colores, seguro que para San Valentín (y sólo para San Valentín, nada de derrochar polen el resto del año) recibís una rosa roja; si fantaseás con una vida juntos, seguramente obtengas un par de horas por semana a su lado (y que las agujas corran rápido, que hay mucho que hacer); si sos fanática de los gatos, es muy probable que debas convivir con perros el resto de tus días.

Y, obviamente, si lo que realmente querés es estar sola, vas a tener que luchar por todos los medios. Sí: hasta para estar sola hay obstáculos, la puta madre.

No hay comentarios: