viernes, 24 de julio de 2009

MDP vs BA - Las cosas que extraño

· Cuando llueve, huele delicioso.
· El té es más rico.
· La gente no te lleva por delante.
· Todo queda cerca.
· El frío se siente diferente.
· La pizza, el pan, las pastas, las facturas.
· No me pierdo.
· El agua no tiene olor a cloro.
· Cuando compro telas, me invitan a tomar el té con la música que yo elija.
· Los vegetales son sabrosos.
· Hay muchos gatitos en la calle.
· Se puede caminar/patinar/andar en bici por todas partes, sin problema.
· El cielo está limpio.
· La luz natural es más linda.
· El pescado siempre es fresco.
· En las mercerías te tratan bien.
· Los huevos no parecen gelatina sin sabor.
· La playa desierta en invierno.
· Mi gato está allá.

11 comentarios:

berenice dijo...

Tiene morriña.
la tierra de una es el hogar.
pero extrañar valoriza todo lo que no tiene acá.
besos

Ro dijo...

Puede ser un poco de morriña, pero yo creo que home is where the heart is, y mi corazón -aunque a veces rezongue un poquito- está acá.

Gracias por la visita :)

Diego dijo...

Good to know ;)

Ro dijo...

¿Qué cosa?

Diego dijo...

That your heart is here :)

La Peque dijo...

La calle Formosa.
La bajadita de Colón y Viamonte. Los amigos de los monoblocks de Juan B. Justo.
Los besos robados con cordobeses.
Las noches en Bulldog (en mis 15 era todo, ya se, soy vieja).
Las tardes en los fichines.
El soltero más codiciado de MDP al que le di un beso 10 años más tarde y ya no tenía ningún encanto.
Las calles en invierno.

Ro dijo...

Pequeñita, hay dos cosas que me estrangulan de curiosidad:

1) ¿Qué parte de su vida está tan ligada a Mar del Plata? (btw, yo viví en esos departamentos -algo así como quince minutos, pero viví-)

2) ¿Cómo hace para desaparecer los fines de semana y reaparecer los lunes, como si nada? Mencanta, mencanta.

La Peque dijo...

Miss Ro: Le advierto que viene largo el relato. Es que me hace hablar de Mar del Plata y yo me copo mal.

1.
Vacacioné en MDP desde los 14 hasta los veintipico. Mi abuelo alquilaba siempre alguna casa grande y mi hermano y yo nos llevábamos a nuestros amigos desde Buenos Aires. Si, vivíamos todos con mis abuelos, mis padres, primos, etc. En la casa siempre teníamos más de 15 inquilinos. Además tenía amigos (los de Juan B. Justo y un par en Colón y Viamonte) y algún noviecito marplatense. Así que volvíamos en invierno para visitarlos.

Después de la muerte de mis abuelos, alquilábamos algún dpto. con amigas. Y hace algunos años mi ex me pasaba a buscar por casa (en baires, claro), me llevaba a merendar churros al Manolo de la costa y me traía de nuevo a casa. Viaje relámpago de dos tipos con una locura importante, vió.

Todo eso me pasó en Mar del Plata, y yo que siempre añoro el pasado liviano y alegre...

2. Ocurre que los findes (salvo que tenga algún compromiso por zona norte) me voy a capital a la casa del susodicho y allí me quedo hasta la mañana del lunes (o hasta que me canso de hincharle las bolas a ese pobre hombre). Y me dedico a pasear, mirar series, comprar boludeces y comer como chancha. Es decir, no tengo tiempo de tocar la compu.
;P

Ro dijo...

Ay, Peque, usted escribe estas cosas y yo me siento tan sola! No se consiguen sujetos que hagan eso por una (eso de la merienda, digo).

En cuanto a lo del fin de semana, me parece absolutamente genial. Debe ser increíble :)

:: BajoYo :: dijo...

UH! Uh! primer cigarrillo en mardel!
Tratando de levantarme una de 18 (14 añitos yo), apretando en la Piedra que tenía forma de asiento abajo (costado izquierdo) del Torreón del Monje... Mardel a los 14 la vivi todo un año de a fines de semana...

Se hace querer esa ciudad che... (maldita sea...no ayuda un joraca esto, no?)

:: BajoYo :: dijo...

UH! Uh! primer cigarrillo en mardel!
Tratando de levantarme una de 18 (14 añitos yo), apretando en la Piedra que tenía forma de asiento abajo (costado izquierdo) del Torreón del Monje... Mardel a los 14 la vivi todo un año de a fines de semana...

Se hace querer esa ciudad che... (maldita sea...no ayuda un joraca esto, no?)