domingo, 30 de agosto de 2009

Lately

Pese a no estar preparada ni física ni espiritual ni mentalmente para tal evento, fui a rendir mi primer examen de taekwondo. Me fue como el orto mal: hice todo de manera mediocre, como si hiciera dos meses que estoy entrenando, como si no supiera a dónde tengo los brazos, como si no tuviera idea de lo que significa una patada. Me pusieron a hacer lucha libre con un cuarto dan, fue una de las peores experiencias de toda mi vida. No estaba ahí la familia que ya no tengo, obvio que nadie me sacó fotos. Lloré antes de entrar, durante el examen, al salir, dos horas después, el día siguiente, el siguiente, el siguiente y otro más. El lunes me dieron el resultado -aprobé- y el miércoles me dieron mis puntas amarillas. Igual estoy requeterecontrarecaliente al respecto. Odié esa situación con toda mi alma.

Estamos haciendo lo posible por llevarnos un poco mejor, por no pelear tanto, por no cazarnos de los pelos cada diez minutos. Mucho no funciona. Encima estoy hecha una vaca incogible -sí, ya sé que queda horrible decirlo- y la consecuencia de eso es que estoy insoportable.

Hoy hicimos la segunda edición de la reunión anual de golosos anónimos. Nosotros llevamos cupcakes. Nos matamos a porquerías dulces y saladas, y hubo un contrabando de sobras que no debería estar permitido por la ley.

Son días de mucho trabajo, de no parar, de no dormir. Estoy escribiendo unas cuantas cosas para una sección de cocina -lo cual me encanta- y quiero convertirlo en proyecto personal, tengo ganas de hacerlo para mí, de hacerlo blog o algo así. Claro que esto no pagaría nada, pero sería por el inmenso placer. Estaría bueno.

No sé en qué punto de mi vida estoy, pero lo que viene se ve tan negro que me quita las ganas de todo. Tal vez debería sacudirme con una sobredosis de burbujas. Ya veré cómo lo resuelvo.

2 comentarios:

perica dijo...

bueno, a ver, es lunes tene en cuenta eso. y que todo se ve mas oscuro.
te dieron la punta amarilla. asi que tan mal no estuviste.
hace lo del blog de recetas. rapido que siempre hay gente choreando ideas!

vamos que ya llega el martes.
que no decaiga!!!

Ro dijo...

Sí, el lunes no ayuda nada, nada, nada.