domingo, 1 de noviembre de 2009

No se dejen engañar

Un fumador empedernido o alguna personita que guste de borrar con la lengua la senda peatonal en una avenida de seis carriles son los únicos que aseguran que la Coca Zero sabe igual que la Coca de verdad.

Quienes tenemos nuestras papilas gustativas en pleno ejercicio de sus funciones, sabemos que no es cierto.

3 comentarios:

La Peque dijo...

Absolutamente de acuerdo

Diego dijo...

Eso es lo mismo que cuando la descerebrada de tu suegra dice que la sal Genser es lo mismo que la sal común. No jodamos, si no es tóxico, no es rico.

Ro dijo...

Ese es el punto: la toxicidad.