lunes, 5 de abril de 2010

Boba

No puedo explicar lo tonta que me sentí cuando volaron por el aire todos los hisopos.

Tonta, tonta, tonta.

Juntarlos es una pesadilla :(

5 comentarios:

Shimmy dijo...

Los isopos de algodon?
Che tené cuidado si te quedó alguna pelusa... eso después va a la oreja...

Ro dijo...

Esos mismos. La mayoría cayeron sobre la mesa, que son los que guardé. Los que aterrizaron en el piso, fueron directo a la basura :S

Soloveo Paredes dijo...

Me hace sacordar cuando a mi vieja, costurera ella, se le caia la caja con alfileres y me llamaba a mi para juntarlos: cazaba el iman gigante (de algun parlante) y lo pasaba a unos 5 cm del suelo como un ovni sobrevolando la ciudad. jaja!
con que poco me divertia...
Con los hisopos es mas complicado encima pasa generalmente cuando uno esta apurado.
un beso.

habitantes dijo...

Juntarlos es una pesadilla. Pero qué maravilla sería tirarlos de nuevo y ver cómo vuelan por toda la habitación. Luego hasta yo mismo me ofrezco para recogerlos.

Ro dijo...

Sí, Sol, a mí me ha ocurrido eso de los alfileres en mis tiempos de facultad, cuando estaba apuradísima por llegar a una entrega >:(

Uh, qué linda imagen. Hisopitos volando por toda la habitación, en cámara lenta. Gracias, habitantes, por tu poesía.

Besos!